29.8.08

PUNTO DE PARTIDA

Punto de partida

Posibilidades en el tiempo
Nociones espaciales
Materia y energía presente
Valentía, osadez
Detalles desconocidos

Punto de encuentro…
Catorce sentidos presentes


Punto seguido…

Catadora de besos por un instante
Exquisita degustación de tus labios
Como quien se deleita con el café amargo
Paladar ambicioso, sutil tacto
Como quien se deja seducir con un sorbo de licor

Punto de fuga…

Silencio, sombras perdidas
Ojos enmudecidos, lectura imprecisa
Abrazos, control

Suma de puntos…

Líneas continuas, nuevas figuras
Pensamientos enmarañados
Letras al viento, palabras por decir
Absurdos deseables, fantasías
Desorden, titubeo, apetito

Puntos suspensivos…

Atracción, ausencia
Merodea el deseo de embriagarme
Y de bañarme en la humedad de tus labios
Y saborear tu aliento.

El contrapunto…
Difuso.


Liliana

10.8.08

PINTURA


Situacion

Un hombre sentado con las piernas tensas,
apoyadas en un piso superpuesto
en la cabeza de una escultura de barro.
La silla sostenida en una base de acero,
en su parte más baja coronas de flores
y cintas con apellidos en diversos idiomas,
en sus manos reposa una biblia con hojas
bordadas de oro y una lagrima se vierte en el lomo,
cuatro arboles que no superan en altura
el gigante de barro, efecto optico cerca-lejos.

Colores

Uso de tonos tierra con exageradas
pinceladas del café en todas sus tonalidades
rojos chocando con la luz difuminada sostenida
arboles otoñales y flores marchitas
obscuras grises aperfumadas
rasguños entre amarillos naranja y azul
mostrando un cielo indomito
traje blanco hueso pantalon camisa sombrero
chaqueta colgada al espaldar de la silla con
elevacion de 5 mts longitudinales hacia arriba.

Autor

Parado frente a la galeria de exhibicion
con una botella, 750 cms3, de vino tinto
en la mano izquierda un lazo en cabulla o fique
sostenido en la diestra con la cual no es diestro
amarrando un perro mojado en pintura
diciendo que es su mejor obra y no aquella que observa
Se vende la obra cobra el cheque
compra más pintura y otro perro que haga compañia
tarros de pintura la mitad de lo cobrado
perro mil pesos de pan fresco en la ezquina.
Camilo Andrés

1.8.08

CUANDO SE ACABA EL AMOR


Miro el efímero del reloj
asistiendo a una danza erótica del silencio
transformada en lenguaje de dedos.

Tres gotas de sudor melancólico
pigmentando la piel de óxido.
Ocres broncean las piernas que intentan
hacer música con el contacto de una espalda ajena.

Rastros de despojo y amargura se
fusionan con certezas minusvalidas.
Voces que se mezclan de frenesí en la noche
arrastrando nuestras voluntades al delirio del trópico.

Los cuerpos se pensionan de pasión
reposados en el húmedo sofá
con el transcurrir del etéreo reloj.


CAMILO ANDRES