2.3.11

Tres Veredas




Hubo un tiempo en que parecía
que nada nos iba a ganar;
habíamos resistido a la gripe,
a las clases aburridas,
a los sabios y a los zapatos rotos.

En ese tiempo compartimos sin saberlo
la misma hambre, un mismo sueño,
con esa niñez austera y sagrada
donde surge el amor por lo poco,
y esa alegría en el rodar
de un tequila
la música de los Ramones y
las películas de Cantinflas,

Fuimos vagos y amistosos,
nos indignábamos con ver llover,
nos indignaba saber que la vida
algún día se mudaría a Marte.

Siguiendo la mano viajera
de un desconocido que nos daría de comer,
vivimos en la línea donde la sonrisa y el drama
se harían nuestra filosofía hasta en la cama,
la formula secreta del fracaso consecutivo:
o lo perdemos todo o nadie pierde a nadie.

Nos declaramos en huelga general
de deporte
y de despechos.
Nos declaramos libres de divinidad,
y agotados por naturaleza renunciamos
a olvidar y a trabajar por nada.

Hubo también un tiempo en que
quisimos inventar el pegamento mundial
a los corazones rotos,
pero nos salió un llanto amargo
por todo lado.

Imagínese:

Todo anegado hasta el cogote,
las fotos llorando tinta,
Las paredes llorando pintura,
la ropa berreando mugre y cansancio.
Hacíamos mojitos con las lágrimas
y borrachos nos sentábamos a
a suspirar por no poder gritar.

Entonces,
todos muertos de pasión y
con los huesos calcinados,
el viento nos purgó llevándonos a
otros lados,
y dormidos a la sombra de una mata de lulo
tirados unos sobre otros,
cadáveres de ojos hinchados,
nos fuimos callando
hasta ser olvido, quedando la pulpa,
copas vacías, y en el fondo:
 lo vivido.



Edison Díaz

12.2.11

El salto del Tequendama


Caen sus aguas negras
70 metros hacia abajo.
surge de su ser una melodia
que inquieta, fruto del choque
vengativo con la piedra.

De su vida brota el aroma
a mierda de un millar de humanos,
y en uno de sus lados,
presta ayuda a los desesperados.

Arrastra en sí mismo el sentido
de la palabra fatalidad.

Aunque metafóricamente,
y con las licencias que dan
las letras:
Es simbolo mismo de superacion,
pues sus aguas caen aún con
la misma bravura apocaliptica de
antaño.

Vivirá con la tenazidad
de un dios malgeniado,
mientras yo continúo el ruego
para llegado el tiempo,
inunde abriendo
los brazos,
las sequías morales
que habitan a sus costados.


Edison Díaz

30.1.11

Niebla



Niebla caminante y fría

Niebla que traes con las noches el día

Niebla perfecta de amaneceres salvajes

Eso es mi vida,

Un laberinto inmenso que no ha encontrado la puerta de salida.

Tiéndeme tu mano por favor

Dame un retazo de tu corazón

Siembra en mi pecho una semilla ardiente,

Aunque me castigues con la mirada indiferente

Y ese látigo mancillado que en su empuñadura

Ya tiene mi nombre marcado.


Alejo

15.1.11

Carta a la clandestinidad


Podría vivir con la mitad de lo que tengo
y aun así me sobraría más de lo necesario.
Podría comer sin condimento,
dejar de lado las grasas,
los carbohidratos y los
programas que hablan sobre el universo.

Soy capaz de abandonar los estímulos visuales,
dejar de ver las nubes, cerrar para siempre
las cortinas.
No volver a tocar un césped cortado,
y dormir sólo dos horas al día.
No volver al médico,
no volver a la patria,
y quemar cualquier bandera
que no justifique mi memoria.

Dejaré en su momento las tardes,
y todo se irá marchando poco a poco,
hasta que lo último sea un ruido seco
de silencio o de puerta pegando contra las paredes.
Un suspiro final que señalará
desde el fondo el fin de todo:

/menos una tormenta,
la tormenta agridulce del retorno,
la tormenta muda y que mata,
el toque de queda a todo sentimiento
para volver en últimas
al mismo callejón vacio,
a las losas del andén frío
que siempre aguardaron por mí/

Edison Díaz

6.8.10

Algo como la vanguardia


He repetido muchas veces

La palabra verso en un verso

O al menos

En algo que se le pareciere

El punto, diana satírica que quiere

En lo manifiesto, salir avante y soslayarlo

Es que el verso no llegó nunca a sí mismo

En mis palabras, que fueron

Antes que nada

Un preludio cobarde y no un instante

De fuego cruzado, de dos versos

Rampantes

Que vencieran o rindieran alguna cosa

Entre sus dos nadas

Sólo quisiera decir, no volver a repetir

Y mejorar los nombres

De su contenencia.



Andrés Cuervo

12.4.10

Mensaje

La calle empedrada y el agua corriendo a través de las piedras formando figuras en las que busco rostros conocidos; los tenis con las suelas acabadas, ya que han cobrado factura las horas de camino, hacen que mis pies sientan, una a una las cuadradas piedras. Los arboles que hace unos días brindaban grata sombra, han empezado a mudar de piel; ven, acércate, llueven hojas, digo al cielo, creyendo que él te dará el mensaje de mi voz, arrojo el cigarro apuntando hacia las líneas de agua, falló el lanzamiento, sigo mi rumbo, dejando atrás a medio fumar y con el humo ascendiendo hacia el cielo, el pucho, al que le quedan dos o tres plones mas, doblo la esquina pensando que tal vez, solo tal vez ,en ese humo va mi mensaje hacia ti, siendo más efectivo que mi voz.



Camilo Andrés

4.3.10

opmeiT






a Paul Celán.


Del tiempo, tengo mas bien poco que mentar,
sin embargo,
es mi deber espabilarlo,
ponerle botas nuevas,
y echarlo a andar.

De ese tiempo no puedo
hablar que fue perdido,
que a diferencia del de
muchos de corbata, no valió oro
sino pan y amigos.

Puedo decir, por ejemplo:
que la patria que se mostraba
fulgurante antaño,
ahora, en este tiempo,
no es sino el ángulo
más absurdo de un plano
desigual.

También, que cuando tenía
la edad de quien me lee,
me suponía viviendo como
un brahmán, pero la realidad,
que seguramente es como la
pesadilla de un caníbal,
me puso a golpear puertas,
a andar por barrios inhóspitos,
y a comer en restaurantes donde
las palomas comen con uno
en el mismo plato.

Un tiempo que parecía metido
entre una bolsa de té,
que se expandía y
se contraía como un lento
palpitar
movido por los olvidos de la multitud.

Un tiempo metido en los parpados
de uno que otro ser amado.
un tiempo trazado a las malas,
un tiempo doliente,
contrayente
silente.

Amigos míos que se robaban
el tiempo, lo metían entre los
bolsillos, y en las noches
se lo regalaban a cualquier
camarada indigente de alguna esquina.

Mi amiga que no sabe
que es el tiempo, pero
llora cada vez que siente que
lo ha perdido.

El tiempo encarrado
descaradamente en los buses,
el tiempo fumándose un porro,
el tiempo escuchando a los doors
o a Julio Jaramillo.

Ese tiempo que hace lo que no debe cuando no debe:
se pone a jugar al serio
cuando la cosa necesita una inflexion,
y se pone de niño a las escondias,
cuando la cosa es de comerse las uñas

Y justamente es ese
tiempo medio
 puta.
Ese mismo que sale
y mancha como un chorro
de sangre.

Justamente por ése, y a pesar de él,
es que mejor me dejo dormir,
y que los segundos se escapen
por debajo de las sabanas.
El tiempo se le dejo mejor a los relojes
y a sus padres los relojeros,
para que llegado el último de los días
digan a grito entero:
  Todos lo hemos perdido.




Edison Diaz

9.2.10

Oración

Dame la serenidad de aquellos días
y bríndame la fuerza del centauro
complace mi alma con retazos de dulce
y amarga el humo de este tabaco que envicia
a mis enemigos cálmalos con placeres de ciegos
y a mi mastícame de caricias con privilegios.

Alejo

9.10.09

Espacio múltiple






Cada cosa en su lugar, pensó la cabeza
Pensar lo pensado doblaba el espacio y el tiempo donde,
De repente, no podía ver ya la silueta femenina sobre la cama
Ni los jirones de lluvia en la ventana
Estuvo arrancando pedazos de pared lanzándolos a cualquier rincón
Tal silencio que parecía no amanecer nunca, de la silueta devino un hecho concreto e hicieron el amor
Las dudas sobre el momento
El cigarrillo de siempre, y pensó: “escribir y leer toda la noche como una máquina”
Se iba quedando sin fuerzas y aparecieron insectos blancos
Lo mordieron, lo hurgaron, fueron la palabra “helmintos” en la cabeza
Y sintió sus entrañas como un embrollo de limpieza, sin peligros ni enfermedades
Las alucinaciones carnales se fueron, las ventanas temblaban con las ráfagas de viento
Una fina luz se filtraba por debajo de la puerta, habitándolo todo
Desnudo, sin problema, escribió un poema y la maquinaria se llenó de alma
Sintió calor, desnudo…y el edificio afuera resistiendo a las tormentas
Una sintaxis se apoderó de la habitación, y los pedazos arrancados de pared volvieron sin grietas
“aquel recuerdo involuntario, esa palidez y me acordaba viéndote y la luz del día y tu …solitario en la sola noche donde quiero el recuerdo”
1. La poesía automática
2. Las cosas no dichas,
3. Conocer un arma que se parezca a uno
4. Aprender a amar
5. Dejar que todo nos habite
6. Tener brazos firmes y romper el interior
Cada cosa abandonada, sin lugar donde pensarla, una prosa embarazada
Los cielos vacíos, los cielos rasos, los cielos sin mancha
La habitación de un hotel barato de una capital desconocida
Siempre encontrar a la otredad, deslizar el tacto hacia su centro
En si mismo, canibalismo desconocido, una violencia inexistente que nos posee y su cabeza en paz encuentra ideas puras.



Andrés Cuervo

23.8.09

PLACERES AGOTADOS

Consumido en el azar del impasible correr del tiempo,
Acostumbrado al cigarro en las manos,
Espera H en la estación del transporte público.

Una ciudad que ha malgastado sus trucos,
Abominables lagartos de metal succionan los cuerpos,
F frota sus manos en pro de un poco de calor.



Hace más de 9 meses que H y F contemplan posibilidades,
El futuro les arroja migajas de otros en forma simultánea,
Poco a poco el cancerígeno placer se ha ido agotando.


F no siente los agudos latidos en su corazón como tiempo atrás,
H agota su paciencia en la espera del ómnibus que lo lleve a dormir,
Todo está preparado para desahuciar treinta años de confidencias.





F prepara el discurso del no más,
H alista las monedas para pagar,
El cielo encamina sus nubes obscuras de tormenta.

Papel y lápiz contienen los años de abnegada presencia de F,
Las piernas de H no responden tratando de alcanzar las ruedas y el acero,
La banda sonora de los truenos abrigan los dos corazones dudosos.

H decide caminar hasta lo que ha llamado desde hace mucho Casa,
No sabe que acaba de aumentar el plazo al enfermizo fin,
Preocupada por el extraño retardo inusual en treinta años F llora.

La atmosfera grisácea compra por muy poco unas cuantas gotas de lluvia.

H ajusta su gabardina protegiéndose de la inclemencia,
F enjuga sus lágrimas y pide a su cuerpo firmeza en su decisión,
Los charcos se convierten en océanos gracias a la basura.

H busca refugio en los techos salientes de las casas embarradas,
Con pañuelo en mano F se acerca a la ventana mirando las fuertes gotas,
Desértica la ciudad acompaña estos seres evitando su mejor momento.

Dobla la esquina muy pegado a la pared para evitar manchar la ropa,
Reconoce una figura doblando la esquina y sabe quién es,
Ha llegado el instante que se quiere fugaz y se antoja lento.

No alcanza a golpear H cuando la puerta se abre recibiéndolo,
F apresura su ida a la puerta para ver a ese que amó pero hoy abandona,
Puerta, madera, lluvia, barro, despedida, abrazo.

El no encuentra razones del abrazo pero olvida su enfermizo día.
Ella olvida sus ansias de adiós y encuentra a H mojado y cálido.
El diario y su contenido aguardaran otra oportunidad del adiós.

CAMILO ANDRES

3.7.09

Para matar un Recuerdo

video

Fue un exploracion recursiva... Nada que perder, minutos de perfección efímera. Ahora que lo veo, no dejo de pensar en las cosas que han pasado desde aquel tiempo. La gente que colaboraboró y ya no está, la presentacion llena de altibajos, las ganas de hacer sin esperar nada a cambio, sin querer reconocimiento, reconocimiento que no se logró tampoco (je), las caras de todos, el sabor dulcemente amargo del ron, los ampones que querían alzarce con el trofeo de alguna cámara mal parqueada y descuidada. Derrepente creo que se pudo haber hecho algo con todo lo que pasó ese día de grabacion, algo con esas sombras que se paseaban a lado y lado de la ventana y que parecían espectros llenos de una trama infinita, de alegría, pobreza y mierda. Es raro, y es valioso que eso ahora se pueda compartir en este pedazo de blog, que ya hasta nos han comenzado a invadír con propagandas de alargamiento de penes,y tratamiento antiarrugas (que seguramente tendrán también algo de poético y que desconosco). En fin. Queda para la posteridad este pequeño riesgo que hasta Luis Sepulveda desconoce y que ahora sale a la luz diminuta de este andén.

Edison Diaz

2.7.09

Presagio


Si te hablo y desconoces la música imposible y la única que sé,
si quieres que la música _________, te digo: no soy músico,
pero si el verso es el arma invertebrada que ruptura prosas,
seremos más que textos, somos el apostrofe de los futuros lectores que biblias olvidan.

Andrés Cuervo

24.5.09

En esta mañana


De este transcurrir en el tiempo, que no es más que el hoy furtivo que acierta siempre éste rumbo, quiero tomar el no estar. Deseo aplicarle la desmemoria y beber de él la más agónica sonrisa.


De este tiempo que se hunde por los poros y hace las rutas más finas en mi mapa, solo requiero el horizonte, simplemente porque está sin que lo vea y va haciéndose a su antojo mientras me desvisto.


De ese obstinado que aún en la sombra tiene nido, busco únicamente la respuesta. Palmo a palmo lo inspecciono, en una pesquisa que me deja sin tiempo, que me cuenta solo pormenores ya evidentes en mi cuerpo.


Y mientras voy vagabundeando dentro de mi tiempo, éste va sepultándome en el encuentro, ganándome la partida, dejándome sin el recuerdo que es éste hoy.


NATHALIA CRUZ

15.5.09

CUCHARAS DE MÁS

Caminamos como quien no quiere la cosa,
pensando en las monedas y algunas cucharas de más,
sin mayor pretensión que ser como nubes
dilatadas en las pupilas de los soñadores

Y sin embargo el tiempo nos ha embargado
los versos, los sueños, los mismos tabacos
que saben a tierra madura; ahora dicen "out bussines"
sin comprender nuestro lenguaje efimero.

Marchitas son las ganas de amar
el solo de guitarra nos ensombrece el nervio.
la poesia vuelve del ayuno verde
enlouqecemos con variedad atípica descubierta...



...Después de tres dias en el sanatorio de los solariegos
con un poco menos de monedas que al principio
la Alicia de los cuentos ha crecido y no le divierte el Té,
caminamos como quien no quiere la cosa.

Sin embargo estamos desnutridos de poesia
mis manos y yo.
Con el embargo vestido de purpura y el tabaco
violentamente apagado en un zapato ajeno.

Camilo Andrés

10.5.09

POSMODERNIDAD Y POESIA I



Si las Meninas son aquello todo que puede estar representado pero que está ausente,
La experiencia íntima de la mirada es una lobotomía

El surrealismo nos dio buenas armas, una de ellas la duplicación de la nada, el inconsciente vivo

El arte moderno acuchilló el cuadro mismo, la tela ensangrentada puede mercantilizarse ahora
Y la poesía, como estructura invertebrada presente en tan solo un verso, es el arma anticapitalista por excelencia

Conocimos al poeta maldito, el que camino las multitudes y se embriago
Pero la poesía ni siquiera alcanza al “signo” del siglo XXI
Si después de toda estructura esta la ausencia, ni siquiera ya lo trágico ni lo apolíneo,
Sino la finitud…

(todas las estructuras desplegadas, todas las cárceles y las cadenas desmetalizadas y sin llaves)
…es el ojo imposible del poder viéndose a si mismo donde encontramos al fantasma en la máquina
Andrés Cuervo

6.4.09

Arena



-->
Los héroes enigmáticos de mi época
fueron todos y cada uno de los poetas
que desayunaban cigarrillos con pan,
que asistían a los bailes privados
con la camisa arrugada y llena de sangre.

Héroes de los sueños épicos
soñados por todos e ignorados
por los mismos que los sacaban de sus tumbas
empapados en el sudor del espanto,
del drama primero,
del fusil primigenio que mató a Adán.

Edison Diaz

11.3.09

Urgente

La poesia del anden se encuentra en reparación,
mejor sería decir, el mismísimo anden esta en reparación afectiva,
la cinta que advierte el peligro rodea las palabras llenas de polvo,
las letras han ido desapareciendo y solo nos deja el rastro difuminado
de las consonantes mal graficadas;
¿Que hacer? se preguntan los obreros de esta obra no planificada
y mucho menos consultada-

¡Esta bien que la poesia decaiga y se borren con soplos sus emociones!
Pero es inadmisible prescindir de los afectos.

El anden esta en proceso de reestructuracion,
ofrecemos disculpas por las molestias.

15.1.09

INTRO-TERRAQUEO



Tu sombra, haciendo colores en mi cuerpo.

Tu sombra, pintando miles de recuerdos,

Intensificando el pestañear de mis ojos,

Dilatando mis pupilas,

Ensangrentando mis labios,

Sofocando mis atardeceres, y penetrando mi sexo.

Tus piernas,

Bosque sin límites,

Con los pelos enmarañados.

Viaje de mis fantasías,

Olor a selva, a vida salvaje.

Olor a dragón lanzando llamas, escupiendo deseo,

Lanzándome por el espacio,

Lanzándome por tu cuerpo,

Olor a ti.




Rosa de la Hoz

5.1.09

Portazo espiritual y mental

Escribo sólo
solo
solo
solo









También escribo
también
también
también
y un milagro inesperado tapona las venas





Entonces sólo escribo muerto
muerto
muerto
muerto
o escribo escribo escribo.




Algunas veces escribo pegado
pegadopegadopegado
pero siempre
sin importar el color de la tinta
EN MAYUSCULA o cursiva
que más da;
sólo tambien muerto escribo pegado

CAMILO ANDRÉS


10.12.08

Palabra del día:



-->
Prescindir.
Palabra del día:
Prescindir.
Prescindir para extrañar,
comenzar a prescindir para echar de menos,
para hallar la consecuencia.

Prescindir haciendo resonancia
en los oídos
en las puntas de los dedos.
Soñar que se prescinde de la vida
y que un mar de gente intenta reanimarte,
sacarte de el estado de reptil,
salirse, que es como prescindir
del habitar,
del ocupar
del llenar.

Prescindir del vino:
Prescindir de la esperanza.

Comenzar a no necesitar:
El final de toda presunción.
Las ruinas del centro,
la ciudad y un descalabro
de dos millones de indigentes:
Felices imprescindibles todos ellos.

Levantarse de la mesa,
y tirar la comida contra las paredes:
Prescindir de la satisfacción absoluta.

Tirarse a un tren,
tirarse en zambullida a la mar,
a la alberca,
al poso séptico,
al poso escéptico,
flotar en el universo
formar una constelación,
prescindir del cielo,
crear uno nuevo.

Caer por knockout en el tercer asalto,
ver la toalla volando desde la esquina,
húmeda de sangre.
Prescindir de la posibilidad de
levantarse. Una voz que grita
no más asaltos, y !saz!
que comienzas a prescindir de los dientes,
que ahora caen como perlas preciosas
de la boca
de tú boca.

Prescindir de toda corporeidad.
Prescindir de los servicios de aduana
de las cámaras de fotos
de los animales en los circos,
del fútbol dominical.

Dejar que todo se aparte,
y uno quedarse quieto,
y que todo pase,
y que sople el viento.

Dejar que todos prescindan hoy de mí,
dejarme pescar, morder el anzuelo,
sólo para saber qué pasa,
sólo para eso.






Edison Diaz