24.5.09

En esta mañana


De este transcurrir en el tiempo, que no es más que el hoy furtivo que acierta siempre éste rumbo, quiero tomar el no estar. Deseo aplicarle la desmemoria y beber de él la más agónica sonrisa.


De este tiempo que se hunde por los poros y hace las rutas más finas en mi mapa, solo requiero el horizonte, simplemente porque está sin que lo vea y va haciéndose a su antojo mientras me desvisto.


De ese obstinado que aún en la sombra tiene nido, busco únicamente la respuesta. Palmo a palmo lo inspecciono, en una pesquisa que me deja sin tiempo, que me cuenta solo pormenores ya evidentes en mi cuerpo.


Y mientras voy vagabundeando dentro de mi tiempo, éste va sepultándome en el encuentro, ganándome la partida, dejándome sin el recuerdo que es éste hoy.


NATHALIA CRUZ

1 comentario:

Matías Sorel dijo...

Qué angustioso puede ser el tiempo, cuando se queda en uno, y cuando se va.